viernes, 14 de junio de 2013

Llegaremos a tiempo. Rosana.

Si te arrancan al niño, que llevamos por dentro, 
Si te quitan la teta y te cambian de cuento 
No te tragues la pena, porque no estamos muertos 
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo 

Si te anclaran las alas, en el muelle del viento 
Yo te espero un segundo en la orilla del tiempo 
Llegaras cuando vayas más allá del intento 
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo… 

Si te abrazan las paredes desabrocha el corazón 
No permitas que te anuden la respiración 
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión 
Que la vida son dos trazos y un borrón 

Tengo miedo que se rompa la esperanza 
Que la libertad se quede sin alas 
Tengo miedo que haya un día sin mañana 
Tengo miedo de que el miedo, te eché un pulso y pueda más 
No te rindas no te sientes a esperar 

Si robaran el mapa del país de los sueños 
Siempre queda el camino que te late por dentro 
Si te caes te levantas, si te arrimas te espero 
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo… 

Mejor lento que parado, desabrocha el corazón 
No permitas que te anuden la imaginación 
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión 
Que la vida son dos trazos y un borrón 

Tengo miedo que se rompa la esperanza 
Que la libertad se quede sin alas 
Tengo miedo que haya un día sin mañana 
Tengo miedo de que el miedo te eché un pulso y pueda más 
No te rindas no te sientes a esperar 

Solo pueden con tigo, si te acabas rindiendo 
Si disparan por fuera y te matan por dentro 
Llegaras cuando vayas, más allá del intento 
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo…

x

Autosemblanza noviembre 2010



Para mi abuela soy “Valerita”, aunque ya sus 95 años no le permitan acordarse de quien es su nieta mimada. Para mis amigos “la Vale”, ¿que vale?  Esa que vale tanto en las buenas como en las malas.
Nací en Concepción, ciudad en la que actualmente estoy estudiando, pero a mi Colón amado, en el que  crecí, no lo cambio por ningún otro lugar del mundo. Porque no creo que halla en el planeta otro sitio como este, en el que a penas con hacer unos cuantos pasos, tengo todo lo que necesito para reconfortar mi alma: amigos, familiares, paisajes hermosos que disfruto acompañada o sola, y recuerdos buenos y/o malos.
La persona que soy hoy en día, y que estoy tratando de formar, se la debo, en gran mayoría a mis padres, que en mi niñez siempre trataron y siguen tratando de darme lo mejor, tanto cosas materiales, como espirituales y sentimentales.
Con respecto a mis creencias, pertenezco a la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana, y por más que me repitan el dicho “tragan Santo y defecan diablo”, no me avergüenzo por creer en lo creo, ni por “perder” (para algunos) tiempo en la parroquia, por que eso es una de las tantas cosas que siento que me hacen bien. 
También soy de las personas que prefieren perder tiempo con amigos, que amigos con el tiempo. A pesar de que, hay veces que por diferentes motivos,  me olvido de eso, pero en esos momentos son en los que me doy cuenta de que tengo amigos de oro que me perdonan todo y saben entenderme.
Una de las palabras que mas me define es ”locura”, mi padre siempre dice que de loco y poeta todos tememos un poco, y en mi lo que mas reina es la locura, esa locura que se define como: “hacer lo que tu corazón te dicta, cuando te lo dicta”. Tal vez sea por que me di cuenta de que, mas de una vez, me quede con ganas de hacer montón de cosas, de las cuales, hasta el día de hoy me arrepiento de no haberlas hecho, por miedo a que piensen que estaba loca.

Dulce locura.

video

Taller de Interlenguaje ciclo electivo 2012